Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Más apoyos para quienes más ayudan

Votos

(Total de votos recibidos 260)

(Puntuación 3,03)

- Marejada1.jpeg
Servicios Sociales destina más ded 600.000 euros a apoyar a organizaciones humanitarias
La presidenta de la Fundación Municipal de Servicios Sociales y concejala del área, Esperanza Fernández, firmó en la sede de la institución, once convenios con seis organizaciones dedicadas al trabajo con personas en riesgo de exclusión social: Cáritas, Proyecto Hombre, Cocina Económica, Albergue Covadonga, Fundación Siloé y Congregación de las Adoratrices. El presupuesto total de los convenios es de 640.440 euros y con él se financiarán programas dirigidos a toxicómanos, gente sin hogar, prostitutas o enfermos de Sida, entre otros. El Ayuntamiento poco podría hacer si no es con el respaldo de estas organizaciones, que hacen un trabajo día a día, que en muchas ocasiones no se ve ni se conoce. El presidente de Cáritas en Asturias, Adolfo Rivas, anunció que su institución quiere implicarse más en las empresas de inserción, porque, la gente que ha llegado al final tiene que ver la esperanza de la vuelta. También indicó que se centrará en realizar análisis de estudios para intentar ser una voz crítica. Además, el dinero del convenio irá destinado a cuatro ejes: la Oficina municipal de Atención al transeúnte, los talleres para mujeres, los pisos de acogida y el trabajo con alcohólicos. Rivas alabó el trabajo que hacen todas las organizaciones, incluida la que él preside, en el campo de la exclusión social, Por su parte, el responsable del Albergue Covadonga, Lorenzo Mariña, indicó que el perfil de los que acuden a esta institución ha pasado de ser gente mayor, en su mayoría alcohólica, a recibir a otros colectivos como jóvenes drogadictos. Son personas con una vida desestructurada y con escasas posibilidades de recuperación. No obstante, en el Albergue Covadonga se trabaja con todos ellos, y a los que no pueden ser rehabilitados se les da cobijo. Otro de los programas es SICAR, que dirige la Congregación de las Adoratrices. Su representante, Rosa Martín, indicó que trabajan con prostitutas, que desean dejar este oficio, para lograr su reinserción social. Martín indicó que se les da alojamiento, asesoramiento psicológico y jurídico y se las prepara para que puedan tener una ocupación. Una vez que encuentran un trabajo, continúan en el centro hasta que son independientes económicamente. Según Martín, pasan por cuatro etapas de integración, siendo la última un piso denominado "de autonomía". La congregación se convierte en la familia de estas mujeres, que siguen recibiendo ayuda cuando lo necesitan. Por otro lado, el presidente de la Asociación Gijonesa de la Caridad, Pedro González, señaló que la Cocina Económica sirve 250 desayunos, comidas y cena y alojamiento nocturno. Los usuarios son en su mayoría jóvenes drogadictos, a los que se les ofrece también participar en un taller ocupacional. En cuanto a Proyecto Hombre, su presidente, Luis Manuel Flórez, explicó que el convenio firmado es para el apoyo a la inserción sociolaboral de los drogadictos, el trabajo con sus familias y la ayuda en el proceso de la rehabilitación. Por último, la Fundación Siloé, dirigida por José Antonio García Santaclara, trabaja con personas con discapacidad intelectual y enfermos de Sida. También tiene un Centro Día para personas en exclusión social y otro para menores, con carácter preventivo.