Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Un techo contra la intolerancia

Votos

(Total de votos recibidos 108)

(Puntuación 3,03)

- Marejada1.jpeg
Gijón inaugurará en marzo la "Casa Malva", el centro de atención a mujeres maltratadas
El Centro de Atención Integral a Víctimas de la Violencia de Género se integrará como cabecera de la Red de Casas de Acogida del Principado de Asturias e impulsará la innovación y la mejora continua del resto de las casas de la red. La dimensión del proyecto posibilita la constitución de equipos multidisciplinares y especializados. El centro contará con dos programas: residencial y ambulatorio. La intervención individual, se reforzará con la intervención grupal. El centro acompañará a las víctimas de la violencia de género en el proceso desde la atención de emergencia, la recuperación personal y la preparación de la vida autónoma, cuidando especialmente los siguientes aspectos: El desarrollo de habilidades para el autocuidado físico y emocional. El cuidado de la relación materno-infantil, teniendo en cuenta tanto la necesidad de los menores de tener apoyo emocional, como la orientación a las madres para desarrollar sus competencias educativas y de cuidado. La integración en la vida de la ciudad. El uso de los servicios públicos y la participación social de las mujeres. El acceso al empleo y la vivienda. CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO ARQUITECTÓNICO. Parcela: 5.474 m2. Cedida por el Ayuntamiento de Gijón. Está constituido por dos edificaciones: El Centro de Atención Integral, propiamente dicho, es un edificio de 3.846m2. El edificio de viviendas tuteladas, tiene una superficie construida de 1.657 m2. Ambos edificios están adaptados, con el fin de posibilitar el acceso de personas con discapacidad (víctimas, menores, profesionales¿). Tres de los apartamentos y un piso tutelado se encuentran además totalmente adaptados. En las zonas comunes existe un sistema de vigilancia, a través de un circuito de cámaras, que son controladas por el personal de vigilancia
Palabras clave 2010, Gijón, mujer, Servicios Sociales