Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Un Parque de premio

Votos

(Total de votos recibidos 122)

(Puntuación 2,94)

Premio Campanil PCTG 2016
El Parque Científico Tecnológico de Gijón es galardonado con el Premio "Campanil 2016", que anualmente otorga la Asociación de Antiguos Alumnos del Instituto Jovellanos.
Este galardón, que reconoce "aquellas actividades desarrolladas en todos los campos de la vida colectiva encaminadas a conseguir el progreso social y cultural de todos los asturianos y, especialmente, de los gijoneses", fue recogido por la Alcaldesa de la ciudad, Dña. Carmen Moriyón, el Concejal de Urbanismo y Desarrollo Económico y Presidente del PCTG, Fernando Couto y el Director Gerente de Gijón Impulsa Empresas, Rubén Hidalgo, entidad gestora del Parque, en la mañana de hoy.

Durante su discurso, Fernando Couto explicó la gran satisfacción que producía a la Corporación que representa que, una iniciativa municipal, como ha sido la creación del primer Parque Científico Tecnológico de titularidad pública, sea catalizador de un modelo local de inovación de referencia, no sólo en Asturias, si no también fuera de ella.

Un Parque que se ha convertido en el elemento tractor de un mosaico de infraestructuras, científicas, técnicas, sanitarias y sociales, heterogéneas en definitiva, como es la Milla del Conocimiento, que ha contribuido significativamente en el cambio cualitativo dado en Gijón en los últimos años, pasando de la cultura industrial clásica a la intensiva en conocimiento. Bajo este emblema de la Milla se forjan estrechos lazos entre investigadores de distintas empresas, se generan sinergias y hacen frente común en su apuesta por la innovación.

El Parque Científico Tecnológico ha sabido crecer exponencialmente cada año desde su inauguración en el año 1999 aún en tiempos de crisis, aportando en estos momentos, el 20% del PIB de nuestra ciudad, y su futuro es tan prometedor como su presente, siendo un fuerte imán que atrae empresas que buscan su lugar en el engranaje del puzzle formado por la Milla del Conocimiento.

Gijón ha sido el escenario donde ha prosperado una iniciativa singular, y su éxito estriba solamente en que esta ciudad necesitaba innovar porque las fortalezas del pasado pasaron a ser debilidades.

Nuestra cultura del trabajo, la especialización de nuestro campus universitario, el compromiso del Ayuntamiento con la ciudad y un gran espíritu de iniciativa fueron el caldo de cultivo del que ahora recogemos y seguiremos recogiendo, frutos.