Aceptar
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

El perdón de Ventura Durall, documental del mes que cuenta la historia del asesino de la ballesta 

Votos

(Total de votos recibidos 139)

(Puntuación 2,86)

el perdon
Conexión webcast, al acabar la proyección , con otras ocho salas en las que se emite simultáneamente la película; debate en directo con el director. Jueves 3 de noviembre a las 20.00 horas en el Centro de Cultura Antiguo Instituto

En el año 1994, Andrés Rabadán se entrega a la policía después de descarrilar tres trenes y matar a su padre con una ballesta. En el juicio se le declara inocente al diagnosticársele una esquizofrenia paranoide y se le obliga a estar internado en un pabellón psiquiátrico penitenciario durante los siguientes 20 años.

Después de un descenso personal a los infiernos, Rabadán se rehace como persona utilizando la pintura para exorcizar los propios demonios. Y en este nuevo florecer, nuevos testimonios de él mismo y de su entorno más cercano nos hacen ver una realidad más compleja que la que afloró en el juicio, revelando secretos íntimos que han permanecido más de una década escondidos.

La historia del asesino de la ballesta se acerca a la vida del asesino a través de los testimonios de familiares, amigos, especialistas en el caso y del propio Rabadán que, aparentemente curado de su enfermedad, hace balance de su vida reviviendo los hechos que acontecieron hace quince años y revelando secretos íntimos que han permanecido escondidos durante más de una década

El director de cine catalán Ventura Durall de "Las dos vidas de Andrés Rabadán", participó en el año 2008 fuera de concurso en la sección oficial del Festival Internacional de Cine de Gijón, con la intención de abrir "un debate social" sobre el sistema penitenciario.

 

El cineasta ha buscado dar una perspectiva humana a la vida de Andrés Rabadán, un esquizofrénico que lleva 15 años encarcelado por haber matado a su padre con una ballesta cuando tenía 19 años.

El actor tuvo relación con Rabadán en las entrevistas que mantuvo en la prisión, que le sirvieron de base para configurar el personaje que ha llevado a la pantalla, y que le han llevado a la conclusión de que "nada es blanco o negro ni todos buenos o malos".

La película de Durall presenta a un psicópata, más víctima del sistema judicial y penitenciario en el que está inmerso que de su propia paranoia, aunque sin caer en una apología a favor del crimen.

Versión original en castellano, 65 minutos.

Proyecciñon de este documental en otros centros municipales:

CMI de L´Arena. Lunes 21 de noviembre a las 19.30 horas

CMI Ateneo de La Calzada Martes 22 de noviembre a las 19.30 horas

 Duraal y el actor
El director Ventura Durall y el actor Alex Brendemühl