Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

Cada gijonés recicló en 2010 88,72 kg. de residuos

Votos

(Total de votos recibidos 830)

(Puntuación 2,85)

otros - Muro.jpg
Los gijoneses están cada vez más implicados con el reciclaje de papel, envases y vidrio en los contenedores de calle y de otros residuos en los cuatro Puntos Limpios.

Cada año los gijoneses reciclan más. En 2010 se alcanzaron los 88,72 kilogramos por habitante, cifra que sigue creciendo gracias a la implicación de los ciudadanos y a medidas como el aumento del número de contenedores de reciclaje en las calles, los servicios de los cuatro Puntos Limpios, o la puesta en marcha de nuevas campañas como la de la recogida del aceite doméstico.

En Gijón se reciclan un 17,4% del total de los residuos que gestiona EMULSA y la ciudad dispone de 3.803 contenedores selectivos, además de 43 repartidos en supermercados para la recogida de aceite de cocina, y todos los servicios que prestan los Puntos Limpios de Roces, Somió, La Calzada y Tremañes, éste último inaugurado el año pasado.

El año pasado los gijoneses reciclaron en las calles 10.361 toneladas de papel y cartón, envases y vidrio para ser reciclados (4.665,43 Tm. de vidrio; 3.346,43 de envases; y 10.361,36 de papel y cartón), mientras que los Puntos Limpios recibieron 25.000 toneladas de residuos

Además, EMULSA atendió 23.183 peticiones de recogidas de muebles con un peso de 4,8 millones de kilogramos. Otro capítulo de residuos especiales que fueron destinados al reciclaje son los vegetales, de los que se destinaron al compostaje 1,4 millones de kilogramos en 2010.

El Punto Limpio que recibe más residuos para su tratamiento especial es el de Roces con 13.670 toeneladas en 2010, frente a las 2.037 de La Calzada, las 1.499 de Somió y las 1.461 del nuevo de Tremañes con un total de más de 31.000 usuarios. Los principales crecimientos se han registrado en residuos como aparatos eléctricos y electrónicos, filtros y enavses o lunas de vehículos, aunque los mayoritarios siguen siendo los escombros