Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y servicios de interés.
Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

60 años de Vespa en Asturias

Del al
El evento tendrá lugar todos los días Del 17 de Junio al 1 de Julio de 2014
Horario Lunes a viernes, de 9.00 a 21.30 horas; sábados de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 21.00 horas; y domingos y festivos de 10.00 a 14.00 horas
Vespas
Centro de Cultura Antiguo Instituto. Patio. Del 17 de junio al 1 de julio de 2014









Exposición de fotos, objetos y vehículos relacionados con la historia de la Vespa y la Lambretta en Asturias, aportados por los socios y usuarios del Vespa Club Asturias.

La muestra recorre las seis décadas de presencia en nuestra región de estas populares motocicletas.


La presentación de las primeras 15 motos Vespa tuvo lugar en abril de 1946 en el Club de Golf de Roma. En España apareció a mediados de los cincuenta, y desde entonces, miles de unidades llenaron las calles de las ciudades. Un sidecar adaptado a la moto la convirtió en un vehículo que servía para el transporte de toda la familia.

En 1952, España estaba en el camino de olvidar ya las secuelas de su guerra civil y, como en Italia, necesitaba facilitar el desplazamiento de sus gentes como necesidad para la ampliación de sus industrias.

El primer director de MotoVespa será Lelio Pellegrini Quarantotti quien, con un extraordinario grupo de colaboradores entusiastas, logra en pocos meses poner en la calle la primera Vespa de 125 cc. en febrero de 1953.

Las Vespas Españolas se comenzaron a fabricar en una factoría situada en la madrileña calle de Julián Camarillo por la Empresa Moto Vespa SA, cuyos accionistas mayoritarios eran en un principio, el I.N.I. (Instituto Nacional de Industria) y del Banco Urquijo, y la marca italiana Piaggio.

Al contrario que el resto de fábricas de Vespa, las cuales fueron cerrando paulatinamente, la fábrica española creó un producto propio en 1968 para afrontar la caída de ventas, el Vespino, de patente española, que mantuvo la producción de la Vespa en España hasta 1990.

Organizador Vespa Club de Asturias